Industrias Saladillo SA
SaladilloH3

ideal en calefacción

A las probadas cualidades del tubo Saladillo H3 Rosca & Fusión se suman las ventajas especificas que brinda la incorporación de una capa de aluminio ubicada por debajo de la capa externa marrón.



Alta resistencia al medio externo

  • Resiste la exposición prolongada a rayos solares UV.
  • No sufre alteraciones por altas o bajas temperaturas.
  • Resiste los malos tratos en obra hasta ser colocado.
  • No lo corroe el cemento, la cal u otras sustancias corrosivas.
  • No envejece con el tiempo.

Más ventajas

  • Alta estabilidad dimensional
  • Menor dilatación y contracción
  • Barrera total contra el oxÍgeno
  • Menor flexión y pandeo
  • Maleabilidad

Alta resistencia mecánica

  • Soporta presiones de agua superiores a los 100 kg/cm2 (1750 psi @ 20º C en tubos de ½”).
  • Resiste el roscado. Las fibrillas de vidrio presentes en su formulación exclusiva brindan filetes de rosca de alta tenacidad, que garantizan un excelente acople y sellado.
  • El bajo índice de fluencia y elevado punto de ablandamiento del polipropileno homopolímero isotáctico aseguran la perfecta fusión molecular.

Alta conductividad de fluidos

  • Es inerte y atóxica. No afecta el color, olor o sabor del agua transportada.
  • Resiste la corrosión indefinidamente.
  • SaladilloH3 Verde soporta el agua hirviendo y puede conducir ácidos y álcalis. Puede utilizarse para calefacción.
  • La superficie libre de porosidades no favorece las incrustaciones de sarro, asegurando valores máximos y constantes de caudal y presión por mas de 50 años.



La capa de aluminio ubicada por debajo de la capa externa marrón confiere al tubo Saladillo H3 Aluminio las características requeridas en los sistemas de calefacción por radiadores de circuito cerrado, evitando la corrosión y asegurando una larga vida útil de todos los componentes.







BARRERA TOTAL AL OXÍGENO



Las tuberías Saladillo H3 Aluminio son 100% impermeables al oxígeno. Esta característica evita que el oxígeno ingrese a traves de las paredes de la tubería y se difunda en el agua iniciando la corrosión de todos los elementos metálicos comprometidos en los circuitos cerrados de calefacción. SaladilloH3 Aluminio con la norma DIN 4726.


El uso de cañerías plásticas en instalaciones destinadas a la calefacción,
por Ing Néstor Quadri (leer el artículo)
[x]

Cada vez es más común el uso de cañerías plásticas en instalaciones destinadas a la calefacción.

Lo que tal vez no sepa es que muchas de estas cañerías no son aptas para esta aplicación. Se ha comprobado que tubos plásticos comunes de polipropileno o polietileno reticulado (PE-X) permiten el paso del oxígeno transportándolo al sistema y causando daños permanentes e irreparables en los radiadores instalados. Por eso, hoy más que nunca la elección de una cañería apropiada es fundamental para resguardar y asegurar el correcto funcionamiento de la instalación. Efecto de la difusión de oxigeno en las cañerías plásticas en instalaciones decalefacción - “Ing. Nestor Quadri” El avance en la tecnología y la calidad de fabricación, así como la facilidad de montaje y precios accesibles han hecho que sea muy frecuente el uso los caños plásticos en instalaciones de calefacción en reemplazo de los tubos metálicos tradicionalmente empleados. Por ello, se hace necesario la divulgación técnica de algunos aspectos importantes que determinan la característica del tipo de cañería plástica a emplear. Uno de estos aspectos son los graves problemas derivados de la difusión de oxigeno en las mismas.

En numerosas instalaciones de calefacción realizadas con caños plásticos comunes de polipropileno o polietileno reticulado se ha detectado que al cabo de unos pocos años los componentes metálicos mostraban efectos de oxidación originados en la permeabilidad de los plásticos al oxígeno; un fenómeno ampliamente conocido y estudiado en la industria de fabricación de envases y film de protección de bebidas y alimentos.

En el caso específico de tuberías plásticas para calefacción, la difusión o migración de las moléculas de oxígeno del aire al ser de un volumen menor que las de carbono e hidrógeno que componen las tuberías migran desde el exterior hacia el interior de las tuberías.

El fenómeno de la difusión de oxígeno no afecta directamente a las tuberías plásticas, pero si ataca a las partes metálicas de los circuitos cerrados de agua caliente, originando procesos de corrosión y consecuentemente, disminuyendo la vida útil de las instalaciones de calefacción.

Las tuberías Saladillo H3 Aluminio son 100% impermeables al oxígeno. Esta característica evita que el oxígeno ingrese a través de las paredes de la tubería y se difunda en el agua iniciando la corrosión de todos los elementos metálicos comprometidos en los circuitos cerrados de calefacción.

Esta permeabilidad produce además, fenómenos de contaminación y sedimentos que tienden a perjudicar los componentes de la instalación. Por otra parte, el óxido transportado por el agua con el tiempo se deposita sobre las paredes del tubo formando aglomerados esponjosos, llamados erróneamente algas, que afectan la circulación del agua en los tubos.

Cuando la temperatura sobrepasa los 40°C el efecto de difusión de oxígeno crece exponencialmente. Este fenómeno limita la utilidad de las tuberías plásticas en la conexión de radiadores. En un sistema de calefacción por radiadores la temperatura de servicio habitualmente supera los 70 u 80°C determinando valores de difusión de oxígeno muy elevados que propician la corrosión de los radiadores de aluminio. Como medida de prevención al fenómeno corrosivo asociado a la difusión del oxígeno en los circuitos cerrados de agua caliente para calefacción, la Norma DIN 4726 establece los valores mínimos exigidos de migración de oxígeno. Esta norma especifica una permeabilidad al oxigeno menor de 0,1g/m3día, referida al volumen interior de la tubería, a una temperatura de 40ºC.

A partir de la vigencia de esta norma, se desarrollaron tuberías de polietileno reticulado recubiertas con una barrera antidifusión EVOH (etil-vinilalcohol) que disminuye la difusión de oxígeno a los valores mínimos exigidos por la normativa europea.

Se puede mencionar que en ensayos con agua a 40ºC en tuberías plásticas de polietileno reticulado sin barrera de oxígeno su permeabilidad a dicho gas es mas de 5 g/m3día y con una barrera antidifusión se reduce a valores de 0,08 g/m3día. Sin embargo, como se había indicado anteriormente, el fenómeno de la difusión aumenta exponencialmente con el aumento de la temperatura. A 70ºC una tubería sin barrera tiene una permeabilidad de 20 g/m3día y con la barrera de EVOH supera largamente el valor admisible de 0,1g/m3día establecido en DIN 4726.

Si la temperatura máxima de trabajo del agua es de 90ºC como el caso de las instalaciones de calefacción por radiadores, la barrera antidifusión (EVOH) ya no constituye una seguridad absoluta y permanente en la contención del oxigeno y por otra parte se ha detectado que presenta algunos inconvenientes, como son una mala termoconformabilidad y un deterioro progresivo de las propiedades de la barrera a altas humedades relativas.

Por lo indicado precedentemente, en los últimos tiempos se han desarrollado internacionalmente y actualmente se fabrican en el país, diferentes tipos de cañerías compuestas de plástico y aluminio que presentan entre otras muy buenas características una impermeabilidad total al oxígeno. En nuestro medio existen dos tipos de cañerías compuestas. Las de aluminio soldadas longitudinalmente con láser coextrudadas interna y externamente con polipropileno y diseñadas especialmente para la construcción de suelos radiantes y las tuberías de polipropileno recubiertas con aluminio que se unen por termofusión y son muy adecuadas para las necesidades, aplicaciones y montaje de las instalaciones de calefacción.

De modo entonces que, cuando se opte por el montaje con cañerías plásticas en lugar de las metálicas, es necesario la aplicación de cañerías con alma de aluminio, especialmente en instalaciones de calefacción por radiadores, eliminando de raíz los problemas de difusión de oxígeno mencionados precedentemente.



Ing. NESTOR QUADRI - Asesor en instalaciones termomecánicas. Profesor en Instalaciones, Universidad Tecnológica Nacional, Morón y Arquitectura (UBA).



ALTA ESTABILIDAD DIMENSIONAL



El bajo coeficiente de dilatación lineal del aluminio le otorga a la tubería una alta estabilidad dimensional frente a las variaciones de la temperatura del agua y del ambiente.
Su alta resistencia estructural minimiza la flexión reduciendo la cantidad de puntos de apoyo y fijaciones
La capa de aluminio reduce la memoria elástica permitiendo y facilitando el curvado en frío.

MENOR DILATACIÓN Y CONTRACCIÓN


Esta propiedad habilita la instalación de las cañerías para agua fría, caliente o calefacción embutidas o a la vista, sin ningún tipo de previsión por dilatación o contracción.
El coeficiente de dilatación lineal de SaladilloH3 es aun menor que el de las cañerías de cobre.

MENOR FLEXIÓN Y PANDEO


La capa de aluminio aumenta la resistencia estructural de la cañería, reduciendo prácticamente a la mitad el número de grapas necesarias para lograr el perfecto empotramiento sin flexión ni pandeo de las cañerías suspendidas de agua fría, caliente y calefacción. Ejemplo:

MALEABLE


maleable

La capa de aluminio reduce la memoria elástica del polipropileno. Esta propiedad permite la conformación de curvas con la misma cañería, en consecuencia se ahorran piezas y uniones, reduciendo el tiempo de instalación.
Las instalaciones de agua fría, caliente y calefacción hechas con SaladilloH3 Aluminio evitan los cambios bruscos de dirección, reduciendo las pérdidas de carga producidas por los codos de 90˚ y 45˚.



Rectificadores
Saladillo H3

Especialemente diseñados para una correcta unión entre conexión y tubo.

Visite nuestro catálogo

Terrajas para Saladillo H3 Aluminio

Visite nuestro catálogo


Mapa del sitioLoginBuscador de código

Oficina central: Dardo Rocha 1172, (1640), Acassuso, Buenos Aires, Argentina
Tel (005411) 4793-0700 Fax (005411) 4793-0900
e-mail: exporta@industriassaladillo.com.ar